Bibliotecas, divino tesoro. Confesiones de una escritora desinspirada.

bibliotecas-divino-tesoro-chirstina-birsUno de los primeros recuerdos que guardo es en una biblioteca 🙂. Como cuento en mi biografía “oficial”, descubrí este paraíso de los libros en una visita escolar con apenas cuatro años. El local era lúgubre, con pasillos estrechos, estanterías con libros apilados y suelo de madera que crujía a cada paso. Aun así, caí rendida a sus pies. Tanto, que salí de allí con el firme propósito de hacerme socia, a pesar de no saber casi leer.

A los pocos días, firmaba orgullosa mi carnet, con número 1986. Nunca lo olvidaré.

Descubrí el mundo con Teo, salí de excursión con Los Cinco, surqué los mares en un Barco de Vapor y formé parte de la pandilla de Las gemelas de Sweet Valley. También salté de página en página en busca de mi propia aventura, le conté mis secretos a Puck, me enamoré del pequeño vampiro e incluso, siendo adolescente, fui ayudante de Poirot. Y todo eso con tan solo tener un libro entre mis manos.

El destino quiso que, tras unos años cambiando la sección literaria de la biblioteca por la académica y de no ficción, volviésemos a encontrarnos. Pero esta vez no como lectora, sino al otro lado del mostrador.

Puedo asegurar que para una persona que ama los libros no hay tarea más gratificante que trabajar todo el día rodeada de ellos. Organizar actividades de fomento de la lectura, colocar con entusiasmo las novedades en los estantes, ver las anchas sonrisas de los usuarios tras devolver el libro que les has recomendado… Incluso encontrarte cara a cara con un pequeño ratón de biblioteca —literalmente hablando— tiene su encanto (aunque permaneciese un buen rato subida sobre la silla 😅).

¡Qué tiempos aquellos…!

Ahora, otra vez, por desgracia, lejos de ellas, no pierdo la oportunidad de visitarlas siempre que puedo. Y cada vez que lo hago, sueño con que, algún día, Contando estrellas y todas las novelas que escriba descansen en sus estanterías. Porque nada me haría más feliz que a través de mis letras, alguien sintiese el mismo flechazo que yo experimenté de niña por estas maravillosas instituciones 😍.

¡Feliz Día de la Biblioteca, mis querid@s birsian@s!

christina-birs-sigueme-en-facebook

christina-birs-exploracion-planeta-birs

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.