Corrección de compaginadas: ¿por dónde empiezo?

correccion-de-compaginadas-tips-para-escritores-indies-de-novela-romantica-christina-birs

Hace tiempo que le has puesto el punto final a tu novela. El borrador se ha convertido en manuscrito tras los pertinentes repasos y ha sido sometido a una exhaustiva corrección ortotipográfica y de estilo —siempre por un profesional, no lo olvides—. Ahora sí, ¡ya está listo para maquetar y enviarlo a la imprenta!

Pero ¿y si no queda tal como había imaginado? ¿O si parte de mis textos han sido eliminados por error? ¡Una vez impreso he visto que el texto está centrado y no justificado como en el original! ¿Cómo puedo asegurarme de que todo está en orden? Una buena revisión de la prueba de maquetación, o dicho con otras palabras, una minuciosa corrección de compaginadas, te ayudará a eliminar todos esos miedos 😉.

Antes de meternos en faena, un pequeño apunte sobre este paso del proceso de edición. La corrección de compaginadas no debe confundirse con la corrección de galeradas. Mientras que la primera (compaginadas) presta mayor atención a los elementos estéticos de la composición final del libro impreso (paginación, márgenes, posición del texto en la página, estilos…), la segunda (galeradas) incide en los aspectos ortotipográficos y precede a la prueba de maquetación.

Otro matiz que las diferencia: en las compaginadas, el diseño ya es el que tendrá el documento final (estilos aplicados, interlineados fijados…); por su parte, en las galeradas, el texto figura “en bruto” sobre la página.

Tanto si te decantas por la autoedición y decides maquetar el manuscrito tú mismo como si recurres a un profesional 1Si recurres a un maquetador profesional, verás que la corrección será muy fluida, puesto que habrá trabajado con destreza, a sabiendas de lo que necesita cada documento y dónde. Aun así, debes revisar las compaginadas a fondo., es vital que revises con atención la prueba de maquetación. No en vano, el resultado, una vez hechos los cambios oportunos, será el que llegue a los lectores. Es por esto por lo que no se puede obviar ningún detalle, por insignificante que parezca, y deben realizarse tantas modificaciones —y sucesivas revisiones para comprobar que ha quedado bien— como se estime oportuno.

Hecha esta observación, ahora sí, vamos a configurar nuestra guía particular para una rápida y eficaz corrección de compaginadas 🙂.

Corrección de compaginadas: ¿por dónde empiezo?

En primer lugar, hay que comprobar que figuran todas las páginas de la novela y que lo hacen en el orden que siguen en el manuscrito original (página de cortesía, portada, créditos, dedicatoria, desarrollo…). Para que te resulte más sencillo, te aconsejo que elabores un planillo que plasme, de forma genérica, el contenido de cada página.
👉 ¡Tip! No hace falta que las cotejes una a una de inmediato, puedes ir marcándolas en el planillo conforme vas trabajando con el documento y llegas a ellas 😉.

ejemplo-planillo-correccion-de-compaginadas-christina-birs
Ejemplo de planillo

También tienes que asegurarte de que la foliación es correlativa y la correcta —recuerda que las páginas en blanco (incluidas las de cortesía) y las que preceden y suceden al contenido en sí de la novela no llevan numeración—. Igualmente ocurre con las notas al pie y/o finales: éstas deben ser consecutivas en cuanto a número.

Revisar el diseño de la página es primordial, puesto que los márgenes establecidos deben casar con las medidas de impresión estipuladas. Además, el texto ha de llenar toda la caja, excepto en fin de capítulo.

Y hablando de capítulos, estos siempre han de empezar en página impar —es decir, a la derecha—.
👉 ¡Tip! En caso de no coincidir así, inserta una página en blanco tras el final del capítulo que lo antecede… et voilà!

Ya en lo concerniente al texto, un aspecto ineludible es la revisión ortotipográfica. Es fundamental comprobar que el escrito concuerda con el original.
👉 En caso de que el maquetador vea conveniente realizar leves modificaciones con el fin de ajustar el texto dentro de la caja, debes siempre dar tu visto bueno.

Así mismo, hay que verificar que los estilos usados en títulos, párrafos y notas al pie o finales siguen el mismo criterio a lo largo de todo el documento y se emplean de forma certera. Sangrados, tamaño y color de la(s) fuente(s), alineación del texto, colocación de filetes sobre notas al pie, elementos separadores de escenas, bordes… Todo debe estar aplicado donde y como corresponde.

revision-correccion-de-compaginadas-correccion-de-compaginadas-christina-birsOtro aspecto importante a tener en cuenta es el control de líneas viudas y huérfanas, así como el de líneas cortas —aquellas menores a 5 caracteres y/o inferiores al blanco de sangría—. Además, debes controlar que el espaciado entre las palabras sea uniforme y adecuado y que no se creen calles, algo que, además de afear el diseño, resultaría molesto a la vista del lector.

Eliminar aquellos espacios en blanco improcedentes o, al contrario, insertar los que sean necesarios si se carece de ellos también debe ejecutarse en la corrección de compaginadas.

En lo referente a las palabras, es esencial asegurarse de que la partición de las mismas está realizada de forma correcta (si tienes alguna duda, puedes consultar este enlace 😉). Relativo a esto, es aconsejable que chequees que no hay demasiados guiones por página, así como la distribución de los mismos (unos cuantos seguidos) y que la partición no da lugar a vocablos que puedan resultar groseros (p. ej., dis-puta).

Por último, no te olvides de comprobar que el espaciado entre los caracteres resulta cómodo para la lectura.
👉 ¡Tip! La mejor manera de hacerlo es imprimiendo un par de hojas de prueba. Sobre el papel se ve mucho mejor 😉.

Así pues, aunque bien es cierto que se trata de un trabajo laborioso, como lector habitual, no te resultará tan pesado como puede parecer en un principio, ya que muchos de estos errores de maquetación chirrían a la vista y los detectarás de inmediato. Además, con la ayuda de estas nociones generales —que son las «normas» que he aplicado para la revisión de Contando estrellas—, la corrección de compaginadas será muy sencilla, por no decir que el resultado final quedará fetén 😉.

Nota: No aludo a materiales gráficos, ya que, por lo general, las novelas no incluyen este tipo de elementos.

Por cierto, si te ha gustado este post y no te quieres perder ninguno de mis #tips con comentarios exclusivos, solo tienes que suscribirte a mi lista de correo 🙃. ¡Y de regalo, un completo checklist para que no se te escape ningún detalle a la hora de organizar la presentación de tu novela o tu propio evento literario romántico 😉!

banner-post-suscribete-al-blog-christina-birs

#tips

christina-birs-sigueme-en-facebook

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.